Nuestra Visión
Visión: Conocerlo y darlo a conocer
En Que Creemos

 

Nuestra Confesión de Fe

Creemos en el valor y importancia del Hombre
Creemos en la Justificación por la Fe
Creemos en el Bautismo en Agua
Creemos en Un Dios que existe como Padre, Hijo y Espíritu Santo
Creemos en Jesucristo
Creemos en el Espíritu Santo
Creemos que el Bautismo en el Espíritu Santo es una investidura de Poder
Creemos en Una Iglesia Cristiana Santa y Apostólica
Creemos en las Sagradas Escrituras
Creemos en el Equipamiento de los Santos para la Obra del Ministerio
Creemos en la Iglesia Local
Creemos que las Iglesias Locales Necesitan Amigos
Creemos en el Sacerdocio del Creyente
Creemos en la Unidad de la Iglesia
Creemos en la Santificación
Creemos en le Segunda Venida de Jesucristo

¿Porque Necesitamos Una Confesión De Fe?

¿Porque necesitamos una doctrina?
¿Porque no solamente amamos a Jesús?

Esto se oye bien, solo hazle a alguien una simple pregunta, “¿Quien es Jesús? Si él contesta, “El Jesús de la Biblia” ahora entonces pregúntale, “¿Que dice la Biblia acerca de Jesús?” Cualquier respuesta a alguna de estas preguntas es una forma de doctrina o teología acerca de la persona de Jesucristo. Aun la declaración “no doctrina solo amor” es una teología. Nuestra doctrina pudiera ser casera o aprendida de alguien más, pero todos tenemos una. Lo que debemos hacer es buscar las escrituras y las ideas de la iglesia a través de los tiempos para ver como se comparan nuestras propias creencias. Debemos asegurarnos de tener una sana teología.

Cristianos siempre han tenido dificultades con la teología. En Los primeros siglos de la iglesia había muchas perspectivas acerca de la persona de Jesucristo. Algunas de ellas robaban a Jesucristo de Su deidad. Otras la robaban de Su humanidad. También había diferencias acerca de qué clase de escritos debían de ser incluidos en el “canon” (reconocidas oficialmente como las escrituras). Diferencias acerca del gobierno de la iglesia y muchas otras cosas.

La iglesia primitiva tuvo varios concilios que definían lo que el pueblo de Dios creía. El primero de estos concilios se encuentra en la misma Biblia, en el libro de los Hechos. Y más concilios continuaron en los siguientes siglos buscando definir su fe. A través de los tiempos la mayoría de los cristianos estuvieron de acuerdo con las decisiones de estos concilios. Ellos pasaron la prueba del tiempo. Los más importantes han sido repetidos en una forma poética llamados “credos” (viene del latín que significa “yo creo”)

El más importante de estos fue el Credo de los Apóstoles. Nadie sabe por seguro cuando fue escrito. Sabemos que comenzó a ser citado en el siglo segundo en una forma muy similar a la que se hace ahora. Casi no hay cristianos con todas nuestras diferencias que no acepten las doctrinas que este credo enseña. Es la fe principal de los creyentes en Jesucristo en todo lugar que sostienen una herencia común. Esta es la herencia común que nosotros discutiremos aquí, que es el origen de la doctrina de Mundo de Fe McKinney.

Artículo Uno: Creemos en el valor e importancia del Hombre

Creemos que el hombre fue hecho en la imagen de Dios y es la corona de la creación. El está ahora, por la caída, espiritualmente separado de su Creador. Alejado de la gracia de Dios, no tiene la posibilidad de cumplir su más alto llamamiento. (Salmos 8, Efesios 2: 8-9)

o El Hombre es creado en la imagen de Dios. El Hombre es espíritu, tiene un alma (mente, emociones y voluntad) y vive en un cuerpo (casa, la cobertura del espíritu).
o El Hombre no viene de un animal o de una célula.
o El Hombre no es bueno por naturaleza; por la desobediencia de Adam y Eva, estamos separados de Dios y nunca podemos cumplir los estándares de Dios de estar bien con El.
o Esta separación se le llama “pecado”. Pecado significa errar el blanco o no alcanzar el estándar establecido. o Nunca podremos satisfacer el estándar establecido sin la intervención de Dios. Ninguna cantidad de buenas obras de nuestra parte puede satisfacer Sus demandas para ser justos a los ojos de Dios.

Artículo Dos: Creemos en la Justificación por la Fe

Creemos que la justificación es por gracia, a través de la fe en el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo en la cruz del calvario. (Romanos 3: 21-24) El Alma que peca ciertamente morirá. Esta muerte primero es una muerte espiritual y después una muerte natural.

o Esta separación de Dios por el pecado solamente puede ser corregida por gracia a través de la fe en lo que Jesús hizo en su muerte, sepultura y resurrección.
o Jesucristo, a través de Su muerte satisfizo las demandas, estándares, establecidos por Dios. El se convirtió en nuestro substituto.
o La ira completa de Dios en contra de la desobediencia (pecado) fue descargada sobre Jesús en la cruz. “Dios mío, Dios mío, ¿por que me has desamparado?”

Artículo Tres: Creemos en el Bautismo en Agua

Creemos que todo el pueblo de Dios tiene que ser sepultados con nuestro Señor Jesucristo en las aguas del bautismo, después de la conversión. (Mateo 28:19, Hechos 2:38, Romanos 6:4)

o El Bautismo es un mandato. Todo aquel que confiesa a Jesucristo como su Señor y Salvador deberá ser bautizado.
o Bautismo viene de la palabra “bautizo” que significa sumergir.
o El Bautismo representa la sepultura de una antigua manera de vivir y pensar.
o El Bautismo no es un pre-requisito para la salvación.
o Mundo de Fe McKinney no bautiza bebes o niños pequeños.
o El Bautismo es para todo aquel que entiende completamente el significado de él.
o Bautizamos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo y en la autoridad del nombre de Jesús conforme a las escrituras.
o Jesús fue bautizado como una manera de identificarse con nosotros como pecadores.

Artículo Cuatro: Creemos en Un Dios que existe como Padre, Hijo y Espíritu Santo

Creemos en un solo Dios, revelado como Padre, Hijo y Espíritu Santo. (Deuteronomio 6:4, 2 Corintios 13:14, Juan 1:1) En el Nuevo Testamento, una tras otra vez vemos la expresión de Dios el Padre, Jesús el Hijo de Dios y Dios el Espíritu Santo.

o Dios como Padre, Jesús como Hijo y el Espíritu Santo están en completa unidad.
o Todos como parte de la creación y vital para la salvación del cosmos con funciones especificas.
o Dios como Padre siendo el perito arquitecto del plan entero de la creación.
o Jesús como la expresión del puente de Dios entre El mismo y el hombre.
o El Espíritu Santo como el Revelador de la Verdad y sirviendo como las primicias para salvación por la eternidad.
o Dios es en Jesús y Jesús es en Dios con el Espíritu Santo como el Interprete Divino. Son igual en propósito, igual en poder, e igual en autoridad. Completamente y totalmente unificados.
o De esta manera concluimos que solo hay un Dios manifestado en tres personas. A esto se le llama La Divina Trinidad.

Artículo Cinco: Creemos en Jesucristo

Creemos que nuestro Señor Jesucristo fue engendrado, no creado, siendo verdaderamente Dios y verdaderamente Hombre. El nació de la Virgen María, vivió una vida sin pecado, murió en substitución y expiación por los pecados del mundo, habiendo resucitado corporalmente para nuestra justificación, y ahora reina en gloria hasta que todo sea puesto bajo sus pies.
(Efesios 1:20-22)

Seis aspectos esenciales de nuestra creencia como cristianos.

o Creemos que Jesús era 100% Dios, porque el Dios Todopoderoso era su Padre y El era 100% humano porque María era su madre.
o Creemos que María era virgen de acuerdo a las escrituras. Esto significa que para haber concebido tuvo que ser un evento sobrenatural.
o Creemos que Jesús vivió una vida sin pecado. Si El hubiera pecado entonces Su vida y Su sangre no hubiera sido aceptada como un sacrificio agradable para Dios. Como las escrituras nos muestran que sin el derramamiento de sangre no hay remisión de pecados.
o Creemos que Jesús murió por los pecados del mundo. Mi pecado y tu pecado fue la causa de Su muerte.
o Creemos que Jesús resucito de los muertos. Con esto demostró su Supremo Señorío sobre la muerte que era el resultado natural de nuestra separación de Dios. La muerte natural o física solo fue una sombra o tipo de la muerte espiritual.
o Creemos que Jesús ahora esta reinando como el Rey invisible, inmortal el cual un día establecerá Su reino perpetuo sobre la tierra en el tiempo señalado.

Artículo Seis: Creemos en el Espíritu Santo

Creemos que el Espíritu Santo mora en todos los creyentes conformándolos a la imagen de Jesucristo. (1 Corintios 12:13, Romanos 8:16-17)

o El Espíritu Santo santifica – nos separa para cumplir el propósito de Dios para nuestras vidas.
o El Espíritu Santo preserva – El nos guarda hasta el día que El venga de regreso por nosotros.
o El Espíritu Santo entra dentro de nosotros cuando aceptamos a Jesucristo en nuestro corazón.
o Las Escrituras lo identifican como “aquel llamado a nuestro lado para Consolar, Guiar y Enseñarnos la Voluntad de Dios”.

Artículo Siete: Creemos que el Bautismo en el Espíritu Santo es una investidura de Poder.

Creemos que el Bautismo en el Espíritu Santo es una investidura de poder, subsecuente a la conversión, dado por Dios para ungir al creyente para la santificación y evangelismo. Entendemos que el Espíritu Santo es el poder carismático sobrenatural en el Cuerpo de Cristo hasta Su segunda venida. También creemos que los dones carismáticos deben ser desarrollados bajo la guianza de las autoridades de la iglesia local. (Hechos 8:14-17, Hechos 19:1-2, 1 Corintios 12: 4-11)

o El Bautismo del Espíritu Santo es una experiencia subsecuente a la salvación.
o La evidencia de la investidura de poder del Espíritu Santo es demostrado por el hablar en lenguas y valentía como es descrito en el libro de los Hechos.
o El Espíritu Santo internamente produce un fruto para una obra interna.
o El Espíritu Santo nos da poder sobre nosotros para una obra externa.
o El Bautismo del Espíritu Santo no es un requisito para la Salvación.
o Te animamos a pedirle al Señor Jesús que te bautice con el Espíritu Santo.

Artículo Ocho: Creemos en Una Iglesia Cristiana Santa y Apostólica.

Creemos en la Santa Iglesia Cristiana, representada en una forma imperfecta sobre la tierra, a través de varias instituciones cristianas. Su unidad es espiritual, con una cultura diversa y transicional, y con una misión eterna. (Hebreos 12:18-23) Solo hay una iglesia corporal en la tierra. Hay muchas instituciones cristianas.

o La Iglesia puede ser referida en dos maneras: (1) universal y (2) local.
o La iglesia universal o “católica” (que significa universal) nació del Señor Jesucristo.
o La iglesia universal no puede ser institucionalizada – es un organismo espiritual en la que su vida y actividad está bajo la autoridad y control del Señor Jesucristo.

Artículo Nueve: Creemos en las Sagradas Escrituras

Creemos en la inspiración absoluta de las Sagradas Escrituras, dadas por el Espíritu Santo sin error a santos hombres de Dios. También creemos que la Iglesia no tiene la autoridad para establecer una doctrina contraria a las Escrituras, que fueron aceptadas subsecuentemente como el Canon por la Iglesia Cristiana Primitiva. (2 Timoteo 3:16)

La Santa Biblia es la Palabra de Dios, escrita por hombres que fueron inspirados por el Espíritu Santo.

o Todo lo que creemos está basado enteramente en las Escrituras y en las verdades absolutas que contienen. Absolutos son principios que se mantienen firmes por sí mismos.
o Las Sagradas Escrituras son nuestra más alta autoridad para establecer doctrina, instrucción, convicción de pecado, corrección y perfeccionamiento en justicia.
o El Canon de Escrituras fue establecido antes que la iglesia universal se fragmentara en denominaciones. Que en ese tiempo era todavía un cuerpo orgánico y no institucional.

Artículo Diez: Creemos en el Equipamiento de los Santos para la Obra del Ministerio

Creemos que el llamado de Apóstol, Profeta, Evangelista, Pastor y Maestro están actualmente funcionando dentro del Cuerpo de Cristo hasta el regreso del Señor. Asimismo, estos ministerios son dones a la Iglesia con el propósito de perfeccionar (equipar) a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del Cuerpo de Cristo. (Efesios 4:11-16) creemos que los dones ministeriales citados en Efesios 4 siguen funcionando el día de hoy. (Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros)

o La función de estos dones es el equipamiento de los creyentes para la obra del ministerio.
o Estos Dones son expresados dentro del contexto de una comunidad local de creyentes.
o Necesitamos ejercitar balance y sensibilidad en cómo se permite la operación de los Dones del Espíritu Santo en nuestras vidas.
o Los Dones del Espíritu Santo tienen que ser manifestados decentemente y en orden en una reunión de iglesia bajo el liderazgo de los ministros responsable.

Artículo Once: Creemos en la Iglesia Local

Creemos que la identidad del Cuerpo de Cristo sobre la tierra es primariamente a través de la iglesia local. Animamos a la asociación voluntaria en las iglesias locales, reconociendo la necesidad de un consenso sobre la conducta y doctrina fundamental. Firmemente confesamos que la iglesia local debe ser autónoma y soberana. (Apocalipsis 2, 3)

o Cada individuo que confiesa tener una relación personal con el Señor Jesucristo debe estar involucrado en una comunidad local de creyentes.
o La iglesia local debe representar a Jesucristo a la comunidad.
o La iglesia local es un lugar de cobertura y de responsabilidad.

Artículo Doce: Creemos que las Iglesias Locales Necesitan Amigos

Creemos en el derecho de las iglesias locales y ministerios a formar instituciones temporales para asistirlas en realizar la obra de Dios. Al mismo tiempo rechazamos las divisiones y sectarismo como una gran maldad. Las Iglesias Locales deben ayudarse una a otra para establecer el reino de Dios en la tierra.

Artículo Trece: Creemos en el Sacerdocio del Creyente

Creemos en el sacerdocio del creyente. Esto es, que cada individuo nacido de Dios es igual delante de Sus ojos y tiene un acceso directo al Señor. (1 Pedro 2:5)

o Puedes tener una relación personal y directa con Dios sin tener que tener que tener una persona como mediador.
o Jesús es nuestro mediador para con Dios.
o Todos somos iguales para Dios y tenemos acceso a Él a través del Señor Jesucristo. o Tenemos una responsabilidad como sacerdotes a ministrar a aquellos que no tienen una relación personal con el Señor y también a nuestros hermanos en Cristo.

Artículo Catorce: Creemos en la Unidad de la Iglesia

Creemos en la unidad espiritual de todos aquellos nacidos de Dios. Confesamos a aquellos aun que estemos en desacuerdo con ellos, aquellos que no nos confiesan, y a otros que nosotros pudiéramos excluir por ignorancia. (1 Corintios 12:12-14)

o No nos desasociamos de otras iglesias que profesan a Jesucristo pero que puedan tener diferencias en creencias doctrinales y formas culturales de adoración al Señor. o Queremos edificar puentes y no muros.

Artículo Quince: Creemos en la Santificación

Creemos que aquellos que son llamados por el nombre de Cristo deben apartase de iniquidad. Entendiendo que la salvación de la pena del pecado solo comienza con el proceso de redención. Reconocemos que la obra del Espíritu Santo es para crear en nosotros el carácter de Cristo. (2 Timoteo 2:19)

o Tu caminar debe respaldar tu hablar
o La Libertad del poder del pecado.
o Completa restauración y no solo redención.
o Un cambio en el estilo de vida en cada área de la vida: espiritual, mental y física.
o Una vida que refleja la naturaleza y carácter de Jesucristo.

Artículo Dieciséis: Creemos en le Segunda Venida de Jesucristo

Creemos literalmente en la segunda venida de nuestro Señor Jesucristo. Literalmente en el reinado de Cristo sobre la tierra, en la resurrección de los regenerados para vida eterna y de los no regenerados para condenación eterna. Y la victoria final del Reino Eternal de Dios.
(Hechos 1:9-11, Daniel 12:2, Apocalipsis 22:1-7)

o Jesucristo que resucito de los muertos, sigue aún vivo el día de hoy.
o Jesucristo está sentado a la diestra de Dios y El esta intercediendo diariamente por nosotros.
o Juan 3:16 dice porque de tal manera amo Dios al mundo. La palabra “mundo” es traducida como cosmos, que significa la tierra y el universo entero. Dios no solo está enamorado con su más alta creación que es el hombre sino también ama a Su creación.
o El reino de Jesucristo (gobierno) será literalmente establecido en la tierra.
o Esperamos Su regreso literal sobre la tierra.

Nuestros Pastores

Screen Shot 2013-08-29 at 11.50.18 AMBenjamin Treviño
Creció en Monterrey, México. Benjamin recibió a Cristo a los quince años de edad y actualmente es el pastor principal de la iglesia Mundo de Fe McKinney junto con su esposa Julia Treviño. Ellos iniciaron esta obra bajo la dirección de los apóstoles Rafael y Donna Holland en Enero 2008.

Anteriormente, Benjamin y Julia sirvieron como pastores de niños y jóvenes adultos por varios años en Mundo de Fe y fueron Pastores asistentes de la iglesia hispana Shady Grove Church.

Benjamín recibió su Título Profesional como Médico Cirujano y Partero de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Es también graduado con una Licenciatura Practica en Teología de Cristo Para Las Naciones.

Uno de sus versículos preferidos es “De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre.” – Juan 14:12

Julia Treviño

Originalmente de Monterrey, México, Julia recibió a Cristo a los diecisiete años de edad y actualmente es la pastora de la iglesia Mundo de Fe McKinney. Junto con su esposo Benjamin, ellos iniciaron esta obra bajo la dirección de los apóstoles Rafael y Donna Holland en Enero 2008.

Anteriormente, Benjamín y Julia sirvieron como pastores de niños y jóvenes adultos por varios años en Mundo de Fe y fueron pastores asistentes de la iglesia hispana Shady Grove Church.

Julia estudio una Licenciatura en Química Industrial de la Universidad Autónoma de Nuevo León y ha llevado varios cursos Bíblicos.

Uno de sus versículos preferidos es “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” – Juan 14:6

dab
Danny Díaz

Nacido en Ciudad Juárez, México, Danny recibió a Cristo a los ocho años de edad y actualmente sirve en la iglesia Mundo de Fe McKinney con su esposa Becky Díaz. Ellos son pastores asociados y dirigen el equipo de alabanza y adoración, bellas artes y jóvenes.

Danny es graduado con una Licenciatura Practica en Teología de Cristo Para Las Naciones y también recibió su Licenciatura en Comunicación de Dallas Baptist University.

El Señor utiliza a Danny para ministrar a través del canto y predicación en varias iglesias, conferencias. Danny lanzó su primer álbum musical de alabanza y adoración titulado Viviré en Enero 2012 y lanzará su segundo álbum en 2014.

Uno de sus versículos preferidos es “Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.” – 2 Timoteo 1:7

Becky Díaz

Originalmente de Monterrey, México, Becky recibió a Cristo a los cinco años de edad y actualmente sirve en la iglesia Mundo de Fe McKinney con su esposo Danny Díaz. Ellos son pastores asociados y dirigen el equipo de alabanza y adoración, bellas artes y jóvenes.

Becky recibió su Licenciatura en Comunicación de Southern Methodist University y esta por acabar su Maestría en Sociología Aplicada de University of Texas at Dallas.

Uno de sus versículos preferidos es, “Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mi y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mi, no pueden hacer nada.” – Juan 15:5

Nuestra Cobertura

logoHolland 03Los apóstoles Rafael y Donna Holland fundaron la iglesia Mundo de Fe en el 1991.  Ellos ahora son cobertura de la Iglesia Mundo de Fe en Coppell, TX.  También, son cobertura espiritual sobre varias iglesias alrededor de los Estados Unidos, al igual que iglesias en varios países de América Latina y España.  Para más información de Ministerios Mundo De Fe: www.ministeriosmdf.org